Efecto placebo en los niños y adolescentes, dinámica de los movimientos socio culturales contemporáneos

Escrito por Claudia Rodriguez el . Publicado en Articulos

dinamica familiar

Quisiera abordarles este tema desde la mirada sistémica y desde la realidad que se va evidenciando día a día en los casos de niños y jóvenes que asisten a mi consulta. Y que Gracias a ellos puedo escribirles estas líneas transmitiéndoles a quienes son padres y docentes este sentir.
 
Durante un tiempo a esta parte, y observando las dinámicas contemporáneas que se están suscitando a nivel mundial, desde el ámbito socio-político económico,  donde muchas familias se encuentran evidenciando situaciones de deudas, falta de trabajo, escasez en todo ámbito, como consecuencia se genera una desconfianza generalizada.  Contenido en algunos casos el sentir de la impotencia de no saber cómo resolver las situaciones.  Y quizás,  como una manera de desahogo, reclamamos al mundo por lo que estamos viviendo. Debido a ello, se han disparado las cifras de delitos, sobre todo en los países latinoamericanos.  Cómo también se están evidenciando  alzas, en las enfermedades de orden psicológico.
 
Debido a este estado emocional, se implanta como  dinámica dentro de la familia, las discusiones, las críticas constantes entre los integrantes y también desde las situaciones externas que ocurren a nivel país. Al ser esto constante, se desarrolla con el tiempo la percepción  de "Qué poco afortunados somos" acompañado de un sentir de desesperanza y carencia.
¿Qué puede estar sucediendo desde la mirada sistémica?
 
Aquí puede me extienda un poco más,  para colocar en evidencia las  variantes que nos llevan a lo esencial de este mensaje.
 
El país, es un sistema y como todo sistema presenta un orden,  una jerarquía y un equilibrio del servicio entre el dar y recibir. Este orden está dado por un presidente que contiene todo un equipo de trabajo. Ellos como autoridad, desarrollarán pautas que nos van a involucrar y afectar a todos los habitantes de ese clan, ya sea positivamente o quizás lo haga desde guiarnos hacia  un conflicto que provoque una crisis como movimiento de cambio y aprendizaje, para todos.
 
Y esa dinámica lo más probable se vea proyectado en el núcleo de una sociedad, la familia.
 
¿Qué está sucediendo en nuestras familias?
 
Existe un gran número de familias que se encuentran  reinventando la administración político económico de su hogar. Quizás dejando de acceder a ciertos servicios  o simplemente modificando su manera de comprar. Otros se han visto en la situación de encontrarse cesante y con deudas. Otros de ir a trabajar a un lugar donde no se sienten a gusto.   
Muchos de estos adultos se encuentran con síntomas de enfermedad o stress, debido a sus circunstancias.
 
Y el nicho donde descargan toda esa  frustración, impotencia y rabia es en su hogar.
 
Entonces, esta situación, al ser una variable recurrente, se va formando metafóricamente hablando, en  una especie de  cortina de humo que al agregarle esa frase inconsciente de "Desconfió de lo que viene" se hace más denso.  Afectando a nuestra visión y por ende a nuestra manera de ver el mundo. Y de esa manera que estamos percibiendo, vamos sintiendo y vamos creando realidades.
 
¿Por qué efecto placebo?
 
En latín placebo es "complacere", que en singular es "yo complazco", entonces cuando ustedes comentan como padres: ¡Qué difícil es la vida! ¡Trabajo y trabajo y me siento desvalorado (a)!
¡La vida es un abuso!, ¡Si quieres lograr algo en la vida, tienes que luchar!, ¡La vida es una selva, donde gana el más fuerte!, ¡Hay que competir con el otro! Etc., etc., etc.
 
E incluso en ocasiones, ni siquiera son palabras las que se  expresan. Basta con la observación que hacen los hijos sobre el actuar de sus padres para codificar ese mensaje y traducirlo a su lenguaje como ancla en su mente. Y aquello que percibe,  le otorga un componente para potenciarlo la "emoción" y bajo esa creencia que nace comienza actuar, y bajo esa dinámica de acción inicia el proceso de creación de su propia realidad. 
 
Adivinen entones, ¿Qué es lo que hacen los hijos obedientemente siguiendo a sus padres?
 
Yo te complazco papá y mamá y observo la vida igual que ustedes. Esto es por un amor profundo que presentan los hijos y jóvenes hacia sus padres y hacia las  creencias que dentro del núcleo familiar se imparten.  Sintiendo que seguir con el patrón de origen, es pertenecer y es la manera  correcta de honrar a sus padres.
 
¿Qué sucede con los hijos?
 
Los pequeños y adolescentes al observar esto diariamente, están comenzando a generar algunos, un temor a "crecer",  emocionalmente hablando. Anclándose en el pasado. Porque al ver tanto reclamo y critica, lo que ellos sienten es "LA VIDA NO ES CONFIABLE" entonces mejor me quedo siendo la niña o el niño eterno.... ¿Te resuena el cuento de Peter Pan?
Al advertir que la vida es una lucha constante, se va poco a poco interrumpiendo el vínculo con sus  padres.
 
 ¿Por qué con los padres?
 
Porque los padres son gestores de esa vida. Ellos brindaron y traspasan la herencia de la naturaleza  y de la mágica divinidad, la VIDA
 
Por esta desconfianza el niño o joven se divide internamente porque inconscientemente comprende que "Vivir es malo" entonces encamina  sus pasos hacia aquello que no es vida.
De esta forma, el "hijo asustado" comienza a nutrir el miedo en su corazón y a inhabilitar lo que es,  para no  fluir con la vida y quedarse de esa manera en su zona de confort porque es lo que conoce y dónde sabe cómo moverse sin que ello le perturbe y sin peligro a ser herido (a). 
Esta acción trae como consecuencia  dificultades en sus procesos de aprendizajes, complicaciones en la salud,  embrollos a nivel conductual y emocional como también en la manera que se relaciona con el mundo.
 
 
Consecuencias de este efecto placebo:
 
-Dificultades generales de aprendizaje
-Dificultades en gestionar sus emociones
-Al anclarse en el pasado y temerle al futuro, el presente les incomoda. Debido a esto atraen síntomas que algunas veces se convierten en enfermedades de índole respiratoria y psicosomática.
-Problemas conductuales algunos presentan la emoción de la rabia muy pronunciada expresándola a través de la agresividad  ya sea en el lenguaje  o en actitudes.  Ellas pueden ser manifestadas hacia sí mismos, como también, hacia otros. 
Algunos  casos,  evaden desde el lado de la victimización para rehuir a las  responsabilidades y así no hacerse cargo.  Se refugian en una profunda tristeza, y quedan posicionados en el marco del "No hacer" porque no le encuentran sentido a la vida. No le ven ese lado bello.
-No son capaces de reconocer sus talentos, ni utilizarlos, ni aplicarlos, ni incrementarlos con las experiencias nuevas.
-Dejan de lado sus sueños utilizando las muletillas típicas "¿Para qué?" o "De qué me sirven"
-Al quedarse emocionalmente en la etapa infantil a medida que van creciendo se convierte en un adulto con motor de niño. Y ello denota que se verá implicado en relaciones  socio afectivas y laborales poco sanas, lo cual lo llevará a constantes frustraciones y toma de decisiones poco asertivas, afectando a su éxito personal.
 
¿Qué hacer cómo padres?
 
-Cómo adulto observa cuáles son tus recursos y herramientas internas y comienza a utilizarlas y a valorarte por lo que eres y aprendes a Ser.
 
-Estas en un período complicado ... Tienes salud.. pues entonces crea y reinvéntate cuantas veces sea necesario, hasta generar algo que te lleve hacia lo que deseas.
 
-Levántate con entusiasmo,  cada día es una nueva oportunidad.
 
-Si te caes, te frustras o  te sientes desvalorado..mírate al espejo,  observa y percibe si esa desvalorización viene de fuera o es solo una proyección de lo que estas generando en tu interior. Simplemente preguntándote ¿Quién soy? ¿Con mi vida me siento....? ¿Esto es lo que deseo para mí?
 
-Honra a tus padres sin juicio alguno, de la forma que lo hicieron fue perfecta para desarrollar en ti toda esa abundancia de posibilidades que conformas.
 
-Agradece cada cosa que llega a tu vida. A veces la vida,  nos trae bienaventuranzas para disfrutar, otras nos trae bendiciones vestidas de "situaciones adversas" como una manera de decirnos "Hey! Allí tienes que poner atención, necesitas de ese aprendizaje para seguir avanzando.
 
-Sé humilde, nadie es mejor o peor  que otro. Sólo somos diferentes. Recuerda que somos seres espirituales viviendo experiencias terrenales y como tal, cada uno tiene desde su lugar una misión que cumplir, y eso es personal.
 
-Aprende a ser la mejor versión de ti mismo 
-Aplica la empatía y la resilencia . Estas cualidades generan lazos, crean redes sanas para tu crecimiento personal.
 
-Día a día haz algo que te guste hacer, poténcialo,  increméntalo  y compártelo
 
-No juzgues. Juzgar es excluir y aquello que excluyes más se presenta en ti.
 
-Confía en la vida, amala, al hacerlo honras no solamente a tus padres sino que también a todo lo que existe detrás de ellos "Tú alma" y junto con ello, lo que tu conformas.
 
-De lo negativo extrae lo positivo y suelta, no te apegues,  ni te ancles en situaciones que no te benefician en absoluto. Al hacerlo dejas como conductor de tu vida a ese niño (a) interno (a).
 
-Abraza a ese niño interno cada vez que sea necesario, deja que sea libre de crear. Que ese adulto que vive en ti, sea quien accione y concrete.  Y que esa mujer u hombre sabio  que habita en tu corazón, sea quien guíe tus pasos.
 
De esta manera irás generando otra visión de vida que inconscientemente se irá expandiendo a los más cercanos, pareja, hijos, familia, amigos, compañeros de trabajo etc.
 
 Desde esa vereda, los hijos observarán y tomarán comprendiendo que  las crisis son cambios y que los cambios son movimientos y que la vida es una continua danza que trae pasos nuevos. Y que bailar con ella es sentirse parte de algo más grande. 
 
Por lo tanto , crecerá sin temor a crecer, porque si la vida es danza y melodía,  comprenderá como individuo, que  también es  parte de esa existencia y de ese baile, disfrutando de cada paso que aprende, levantándose de cada caída y perseverando en sus intentos,  enfrentando sus miedos con sabiduría,  tomando lo mejor  de cada proceso, para  cuando llegue el momento del estreno, ofrecer  y compartir con el  mundo su mejor coreografía, comprendiendo que día a día, tiene la posibilidad de transformarse  en la mejor versión de sí mismos . Y eso lo tomará como herencia para ser trasmitido a su descendencia.
 
Claudia R. Rolin
Psicopedagogía Sistémica
Reeducando desde los órdenes del amor