Aún no descubro mi potencial

Estoy por egresar y aun no se que hacer

¿Cuáles son los motivos que podrían llevar a un estudiante superior a desertar o congelar sus estudios?

El banco mundial el 2017 menciona que América Latina según resultados estadísticos arroja que los jóvenes entre los 18 y 24 años que asisten alguna institución de educación superior, presentan una tasa de deserción del 43%, calculando además que sólo el 50% logra terminar y graduarse.
Jesús Arriagada, doctor e ingeniero en Telecomunicaciones de la Universidad Politécnica de Madrid, lideró el Proyecto GUIA (Gestión Universitaria Integral del Abandono), un programa encargado de reducir la deserción universitaria, dentro del proyecto existen diversas variables en los 16 países participantes que influyen en la deserción de los estudiantes, algunas de las tantas razones que existen y confluyen siendo a su vez bastante interesantes de abordar, son:

Indecisión Vocacional (Sentirse perdido o perdida), el tiempo que demanda la toma de decisión:
Cuando finalizamos los estudios escolares y no sabemos cual carrera elegir, es una situación compleja y que afecta a muchos jóvenes que aún no perciben que es aquello que les apasiona hacer y cual es su propósito vocacional.
Esta decisión es un proceso de descubrimiento personal, no es un sentir que nazca de un día a otro, en donde te despiertes y exclames: ¡Ya sé a qué es lo que quiero estudiar!
Este descubrimiento consiste en ser consciente primero que todo en cuales son tus intereses y aptitudes, cuáles son tus habilidades más desarrolladas, que valores son los que te han inculcado en la familia, cuáles son tus necesidades, creencias y tradiciones con las que caminas en este tránsito llamado vida. Esto es en parte lo que hace a un buscador de sí mismo explorar su mundo interno para sacar afuera todo ese potencial, cuando esa luz se abre ante tus ojos, se construye la inspiración de lo que tu ser más profundo quiere experimentar para construir su propósito de vida a través de su vocación.

Creencias irracionales:
Albert Ellis, fundador del cognitivismo, menciona que los problemas psicológicos se deben a patrones de pensamientos o creencias irracionales. Pero ¿Qué son las creencias irracionales? Son ideas rígidas y poco reales que suelen estar almacenadas en el inconsciente y forma parte de cómo nos vamos construyendo como ser humano. Suele contener apreciaciones sobre nosotros mismos como por ejemplo: Soy inseguro, soy incompetente, no sirvo para nada, no sé para qué existo, todos me excluyen, etc. Estas ideas irracionales afectan negativamente a nuestra autoestima y por lo tanto a nuestro desarrollo, evolución personal y por sobretodo aunque no lo creas a la manera que tienes de aprender. ¿Cómo puede un estudiante universitario adquirir un conocimiento o contenido nuevo si inconscientemente siente que no vale nada? Lo más probable es que le cueste comprender contenidos y aprender de ellos y tienda a autosabotear su éxito, de esa manera puede seguir manteniendo la creencia irracional.

¿Cómo salir de este círculo? Tomando la decisión en primera instancia de comenzar accionar de manera diferente, que implique moverse, salir de la zona de confort, más para salir de allí se requiere valor, disciplina y constancia ¿Estás dispuesto o dispuesta a emerger de allí?

Transición a la vida universitaria; éxito, fracaso, cambio y abandono:
Recuerdo que cuando inicié mi vida universitaria, me entregaban tanta libertad de acción que no sabía que hacer con ese poder de elección de horarios, asistencia, no había reuniones de padres, etc. El primer año dentro de esa libertad tomé decisiones adecuadas e inadecuadas y todas trajeron consecuencias algunas adversas otras favorables, más como digo yo “Todo es aprendizaje”. Dentro de esa toma de consciencia, comprendí allí que la responsabilidad de finalizar los estudios y de cómo quería hacerlo, era solo responsabilidad mía y desde allí las cosas comenzaron a cambiar. Entendí que para el éxito académico es necesario disciplinarse, ser constante, aumentar esa fuerza de voluntad, planificar, administrar y organizar los tiempos, gestionar metodologías de estudio, aprender a regular mis emociones, cambiar mi sistema de creencias y abrirme al aprendizaje. En los estudios superiores las exigencias académicas son más complejas y lo más probable que el rendimiento no sea como se espera en un comienzo, por eso es necesario que el fracaso podamos observarlo como una oportunidad de hacer las cosas de manera diferente, los cambios como posibilidades de desarrollo, las crisis o frustraciones como el instante de comenzar hacer las cosas de otra manera, estos modificación de paradigmas son pilares esenciales para evitar la procrastinación, término que se utiliza para expresar que nuestros miedos tienen un poder con el cual estamos constantemente autosaboteando nuestros éxito de diversas formas.

Casos personales (económicos, laborales, embarazo, acoso):
Hoy en día la situación de esta economía globalizada está en crisis, y quiero referirme a crisis como un movimiento que está llegando a un nivel que como estructura requiere un “refresh”.
Muchos de los jóvenes desertan porque los ingresos familiares no alcanzan para pagar una carrera. Otros porque tienen que comenzar a aportar a las familias buscando una situación laboral que pueda apoyar al sostén del clan. Por otro lado, el inicio de la actividad sexual a temprana edad y la falta de orientación, el embarazo juvenil, tienden al alza en algunos países latinoamericanos y también es un factor que influye en la deserción universitaria. El acoso es un tema contingente el cual se manifiesta a través de los movimientos mundiales existentes de las mujeres y que nace con el #Niunamenos. Sin lugar a duda, estas temáticas se encuentran dentro del área social y sus políticas públicas, donde los gobiernos ya se están haciendo cargo de ello. Sin embargo, es necesario observes y te plantees esta realidad como una posibilidad y no como una causa externa a quien echarle la culpa de tu infelicidad. Cuando quieres cumplir un sueño estas variantes son desafíos que te llevan a crear y desarrollar otras estrategias para llegar donde deseas. Hoy en día en comparación a 20 años atrás existen múltiples soluciones, la idea es abrirse a ellas pero para eso requieres motivación, entusiasmo, convicción, enfoque y accionar. ¿Te sientes preparada o preparado?

Entrenamiento para descubrir tus intereses, aptitudes y habilidades naturales.

No comprende contenidos académicos:
Una de las grandes controversias de nuestro tiempo, es la forma en como nos estamos comunicando, ya casi omitimos lenguaje verbal y accedemos al escrito pero desde un sistema de emojis, entregándoles a los emoticones la fuerza de expresar un sentir o una idea. La palabra está “de baja” y aunque no lo creas junto con ello la construcción de nuestra realidad. ¿Me creerías si te contara que nuestro sistema de lenguaje es tan importante y trascendental que gracias a ello podemos acceder a generar y construir la realidad que queremos vivir a través de un adecuado uso de nuestro vocabulario, gramática y semántica?
Cuando se habla de física cuántica, se habla de una energía tan potente como la materia y esa energía es algo que se mueve a través de vibraciones y frecuencias, estas se van creando a un nivel etéreo (por llamarlo de alguna manera) y su forma son ondas, este movimiento es expansivo y cuando se expande genera mayor fuerza y esa fuerza cuando mantiene una constancia vibratoria se transforma en realidad.
Por eso aquello que el lenguaje es tan interesante partiendo desde aquello que nos decimos constantemente y que damos poder, tiende a futuro a transformarse en una manifestación concreta de lo que somos, por eso has oído decir: -En eso que nos decimos, nos convertimos.
Es prioritario que tomes atención a esto ya que, no sólo afecta a la comprensión de contenidos y a los rendimientos académicos sino que también sino que también es significativo que comiences a manejar parte importante del poder interno que tienes y que es el lenguaje desarrollando las habilidades lingüísticas a través de la lectura, la escritura y la expresión oral. ¿Te animas?

Escrito por : Klaudia Rodríguez Rolin

Descubre tu potencial y pasión vocacional