Nadie dijo que sería fácil

Cuando un hijo presenta dificultades para aprender, no sólo ellos se encuentran en constantes desafíos sino que también la familia entera.

(Dedicado con especial cariño a la familia de Ignacio. Gracias por la sabiduría que ustedes como familia y su hijo trajo a mi alma)

niño

Cuando a un hijo le diagnostican algún trastorno de aprendizaje o situación de discapacidad, para la familia es una incertidumbre lo que eso significa para sus vidas

Esta semana la familia de uno de mis alumnos me mostró una sabiduría tan tangible y cierta que quiero compartirla con ustedes. Ellos a través de querer compartir la emoción al referirse a su hijo en  ese momento, mencionan que ante el diagnostico que recibieron, en este caso por su discapacidad, en un comienzo no sabían que hacer, se sentían asustados y perdidos, pero en la medida que su hijo requería ciertas atenciones, ellos entregando lo mejor de sí mismos como familia fueron moviéndose hacia lugares insospechados porque fueron desarrollando en cada uno de los integrantes del clan diversas habilidades que no se imaginaron que ellos podían tener.

Los padres poseemos una fuente inagotable de habilidades parentales, las cuales vamos desarrollando en la medida que nuestros hijos manifiestan sus necesidades.  Y desde ese amor, entregamos lo mejor de nosotros mismos, aunque quizás no seamos conscientes de ello. Siendo desde esa entrega donde nos vamos  deshaciéndonos de las expectativas que colocamos en ellos,  para transformar ese dar en incondicional

Pero ¿Qué hacer para perseverar y no morir en el intento?

Repartir las responsabilidades con tu pareja o en caso que seas madre soltera: Busca apoyo externo que sean de tu confianza. es importante entregar  responsabilidades a tus hijos en la medida que ellos puedan cumplir,  marca los límites, planifica sus horarios de estudio semanalmente. Actúa con disciplina amorosa contigo siendo consecuente en la creación de hábitos y con ellos en el cumplimiento de sus compromisos. Es importante fomentes la voluntad como valor. La autodisciplina y la voluntad serán una herencia importante para su propia evolución personal.

Generar hábitos de vida saludables: Que no todo sea estudio en la relación con tus hijos. Disfruten de instancias como paseos familiares, idas al cine, cocinar, jugar juntos, etc.  Les permite establecer una relación más distendida y menos tensa con sus hijos y con su pareja. Cuida la alimentación, algunos niños con problemas de aprendizaje requieren una la alimentación baja en azúcar y carbohidratos. Cuida las palabras, a veces entre compañeros e incluso hermanos tienden a poner sobrenombres aquellos que les cuesta aprender y eso les afecta emocionalmente retardando aún más el alta en su tratamiento.
A veces cuando tenemos un hijo con dificultad de aprendizaje sus hermanos sienten que la atención de los padres está centrada en ellos y eso les causa tristeza. El mantener instancias de convivencia familiar les permite sentir que sus necesidades también son atendidas.
Mantener momentos de respiro: Es necesario que en tu día a día brindes tiempo para ti, para hacer lo que te gusta, aunque sea una hora diaria. El darnos el permiso de atender nuestras propias necesidades es cuidarnos y tratarnos con amor. Somos humanos y como tal padres con perfecciones e imperfecciones, y es totalmente legítimo que deseemos  instancias de libertad, donde nos dedicarnos simplemente a ser. Esas instancias de disfrute se transforma en  energía vital para nosotros , lo cual nos permite retomar nuestras labores sin stress. De igual manera, se disminuye la fatiga emocional que aparece cuando tratamos de compaginar nuestros tiempos con los cuidados de la familia, responsabilidades cotidianas, responsabilidades laborales y además abordar las dificultades de aprendizaje de los hijos

Informarte: Busca información sobre la dificultad específica de aprendizaje que tiene tu hijo, eso te ayudará a observar “ese problema” desde otra perspectiva.

Actitud positiva: Permite  estar llana o llano a fomentar el desarrollo de nuevas habilidades y a despertar tu potencial. Además esta actitud estimula a tu hijo a perseverar y no claudicar. Siendo también parte de tu energía vital.

Recurrir a profesionales especialistas: Recurre a especialistas para que puedan aportar orientación a tu hijo y a ustedes,  si es que así lo requieren, como fonoaudiólogos, psicopedágogos, terapeutas ocupacionales, psicólogos, neurólogos y psiquiatras según sea el caso.

¿Requieres descubrir de qué manera puedes apoyar y acompañar a tu hijo, que presenta dificultad para aprender?

Te invitamos participar en la sesión de constelaciones parentales para padres con hijos con dificultades de aprendizaje.

What do I need to open the files ?